Sputnik, Explorer, y “El” Baño

Estaba viendo nuevamente con mi mujer Susan la película “The Right Stuff”, que trata sobre los comienzos de la carrera espacial y es una de nuestras favoritas, cuando me acordé de una anécdota que me gustaría compartir con ustedes a través de este blog.

446px-Sputnik_1

Credit: U.S. Air Force

Primero un poco de historia. La carrera espacial estalla en escena con la sorpresiva puesta en órbita por la Unión Soviética del primer satélite terrestre, Sputnik 1, el 4 de octubre de 1957, pegando así un duro golpe al prestigio científico y tecnológico de los Estados Unidos. En este nuevo campo de batalla de la Guerra Fría los soviéticos se anotaban un gran triunfo, mientras los ciudadanos de occidente escuchaban en sus radios el “beep” transmitido por el Sputnik pasando sobre sus cabezas, lo cual engendraba terror y admiración por el enemigo ideológico.

La presidencia de Eisenhower tenía que responder rápida y efectivamente para parar la hemorragia de prestigio y seguridad nacional.  La NASA no se había fundado todavía y el Laboratorio de Propulsión a Reacción (JPL) donde yo trabajo en Pasadena, California, era un centro de investigación y desarrollo de cohetería del ejército de los Estados Unidos. El JPL ya había trabajado en una propuesta para poner el primer satélite en orbita terrestre como parte de las actividades científicas del “International Geophysical Year” (IGY) que tuvieron lugar desde julio de 1957 hasta diciembre de 1958. La propuesta del JPL utilizaba como primera etapa del cohete de lanzamiento al Redstone, un misil del ejercito de los EEUU desarrollado por Wernher von Braun, el genial y controvertido científico alemán cuyos misiles V2 causaron gran destrucción y pérdida de vidas en Londres durante la segunda guerra mundial (Finalizada la guerra von Braun y gran parte de su equipo de Peenemünde “RocketScientists” decidieron entregarse a los EEUU para luego ser trasladados e incorporados al arsenal que tiene el ejército en Huntsville, Alabama, transfiriendo así la tecnología de la V2 a su anterior enemigo. Este grupo de alemanes establecería las bases del poderío espacial estadounidense que ayudaría a este país a poner el primer hombre en la Luna el 20 de julio de 1969, ganando así la batalla final de esa guerra espacial que comenzó con el Sputnik 1).  [Read more…]